viernes, 16 de junio de 2017

Frases suicidas

Entre frases suicidas me encuentro,
de esas que han perdido el norte,
han perdido la brújula de la fe,
y se han quedado sin aliento.

Frases que de letras se sienten vacías,
que han perdido la tibieza de sus días,
que el lienzo de la vida lo ven gris,
que ni al arcoiris le ven ningún matiz.

Frases que solían ser color rosa,
o hablaban de vuelos de mariposa,
o de la sutil belleza de una rosa,
o de cursilerías de cualquier cosa.

Frases que estaban llenas de fortaleza,
podadas y libradas de toda maleza,
de sutil elegancia y limpieza,
engalanadas de minimalista simpleza.

Frases para hombres valientes,
que luchan con cuchillo entre dientes,
que a toda adversidad le hacen frente,
y ante la cruda miseria son clementes.

Frases de legendarios caudillos,
de soberanos monarcas sencillos,
de líderes espirituales en calzoncillos,
de profetas que jamás usaron rastrillo.

Frases de belleza singular,
de fuerza sin par.

Frases que observan el mundo
y notan que éste
mucho no ha cambiado,
que sigue tan atolondrado.

Frases que de tristeza se consumen
al ver el mundo de cabeza,
podrido en fétidas mentiras,
vacío de diáfana certeza.

Frases descoloridas de color,
desabridas de sabor,
inodoras de olor,
insensibles al tacto,
ensordecidas de sonido.

Entre frases suicidas me encuentro.



@SolitarioAmnte / iii-17




Reminiscencia de Invierno (parte VII – final)

Ese lunes por la mañana Salvatore llama a Alessandra camino a su trabajo. Le dice que es vital conversar esa misma tarde. Le pide que salga...

Cristales rotos