viernes, 13 de octubre de 2017

Tozuda necedad

Todavía me acuerdo
de cuando yo:
desayunaba soles
en tu mirada,
cuando me trastornaba
el aroma a girasoles
de tus cabellos,
y me quemaba
el brillo intenso
de tus rojos besos,
y tu tímida desnudez
buscaba abrigo en mi piel.

de cuando tú:
tarareabas en el acústico
organo dentro de tu pecho,
la melodía
de nuestro amor,
y tu dedo índice
dibujaba símbolos astrales
sobre mis labios,
sobre mi pecho,
sobre mi vientre palpitante.

¡Qué sí!
Qué todavía
me acuerdo...

pues la neuronas
de mi corazón,
tristemente obstinadas
y testarudamente nostálgicas,
en su terca tozudez
obcecada y empecinadamente
insisten...
en todavía recordarte.


@SollitarioAmnte / x-17



Reminiscencia de Invierno (parte VII – final)

Ese lunes por la mañana Salvatore llama a Alessandra camino a su trabajo. Le dice que es vital conversar esa misma tarde. Le pide que salga...

Cristales rotos